Posts etiquetados ‘Cabo del Halcón’

Cascadas, torrentes de montaña, meandros fluviales, humedales salinos y geografías cársticas modeladas por la acción química del agua forman parte esta particular propuesta de destinos primaverales. Desde las playas nudistas de Ibiza a las cumbres desnudas de los Picos de Europa; sumergidos en un bosque de leyenda de los Oscos astures o siguiendo el planeo de una cigüeña negra en las cuarcitas deMonfragüe; perdidos en el encanto aterciopelado de una pradera de edelweiss o buscando pozos de nieve en las sierras de Grazalema. Preparar los cinco sentidos, dejaros llevar por la excitante provocación de la primavera y elegir ruta para los próximos días.

Cascada de la Seimeira

La lejanía y el aislamiento secular en los confines del occidente asturiano obligaron a los campesinos de Oscos a llevar una forma de vida autárquica e independiente, sujetos a su propia capacidad de aliarse con el medio ambiente, construyendo ferrerías, mazos, molinos y otros ingenios hidráulicos en los cauces de los ríos para aprovechar los recursos naturales. Agua, fuego, piedra y madera son los pilares del mundo rural de los Oscos, la inspiración de sus tradiciones, los cimientos de la cultura popular y los elementos que moldean el paisaje. La ruta de la Seimeira es un apacible paseo por el frondoso valle fluvial del río Agüeira, visitando una antigua aldea abandonada, un bosque con leyenda y un salto de agua de 30 metros de altura, conocido como “seimeira”, el nombre de las cascadas en asturiano occidental, que es un dialecto del bable o llingua asturiana. El camino parte del área recreativa de Pumares, antigua aldea de ferreiros, y está señalizado con las marcas del PR-AS-116.  El lugar con más encanto de la ruta es el Valle del Desterrado. Un cartel con una leyenda local indica el lugar, envuelto en la magia de un bosque de vetustos árboles centenarios.

Punto de inicio y llegada: Santa Eulalia de Oscos (Asturias).

Distancia: 6 kilómetros.

Agua: no hay.

Desnivel positivo: 110 metros.

Tiempo: 2 horas y media.

Principales formaciones: robles y bosque de ribera.

Cartografía: IGN 1:25.000 49/I.

 Acceso: Desde Oviedo por la carretera del Cantábrico (A-8 y N-634). En Vegadeo continuar por la AS-11 hasta el puerto de la Garganta y seguir las indicaciones a Santa Eulalia de Oscos.

Collado Jermoso

El escarpado ambiente del collado Jermoso es uno de los parajes más sorprendentes y espectaculares del Macizo Central de Picos de Europa, un balcón fantástico del valle de Valdeón y paso obligado de los montañeros que afrontan la travesía de los pasos del Llambrión hacia los Urrieles, apoyados por la atrevida presencia del refugio Diego Mella. La audaz “guarida” está colgada en el collado Jermoso, un lugar estratégico entre el valle cántabro del río Deva y el leonés de Valdeón, en un sector geográfico de notable interés montañero y a una altitud considerable, cerca de montañas, cumbres y canales que superan los dos mil metros de altura. La Vega de Asotín es un bucólico prado de montaña aprisionado en un mundo de rocas verticales, completamente pulidas y descuartizadas por el agua y las inclementes fuerzas de la naturaleza, un remanso en el vigoroso paisaje de las montañas calcáreas de los Picos. El paso clave del itinerario es el tramo entre Las Colladinas y Vega de Liordes por los Sedos de la Padierna, un territorio rico en fósiles y vistas panorámicas. En los Picos llaman sedos a los pasos escarpados que salvan zonas rocosas donde es obligado ayudarse de las manos o tallar repisas para los pies.

Punto de inicio y llegada: Cordiñanes (León).

Distancia: 15 kilómetros.

Agua: en el refugio Diego Mella y la Canal del Congosto.

Desnivel positivo: 1.340 metros.

Tiempo: 5 horas y media.

Principales formaciones: hayedo de Asotín y relieve cárstico de alta montaña.

Cartografía: Macizo Central y Oriental 1:25.000 Adrados.

Acceso: Cordiñanes se encuentra a 3 kilómetros de Posada de Valdeón en dirección a Caín.

Desfiladero del río Ayuda

Las geografías de Treviño reservan sorprendentes atractivos naturales a los escasos visitantes que recibe. Encrucijada de caminos y vías naturales de comunicación, esconde en sus antiguos territorios valiosos restos arqueológicos, monumentos de notable interés artístico y parajes de gran calidad ambiental. El desfiladero del río Ayuda, entre Okina y Sáseta, es uno de los lugares más atractivos del patrimonio natural. El río nace en los Montes de Vitoria y entra discreto por los relieves orientales del territorio para regar los poco más de 30 kilómetros de extensión regional que forman el Condado de Treviño, una “isla” burgalesa rodeada completamente por la provincia de Álava. El río no quiere destacar en los yermos y boscosos relieves y se esconde en un valle solitario, sumergido en frondosos hayedos y robledales. La morfología del desfiladero no presenta grandes escarpes rocosos ni paredes vertiginosas. El principal encanto del cañón es la densa riqueza botánica. Hayas, robles, fresnos y arces cobijan el lecho del río. Y bosquecillos de quejigos, enebros y boj tapizan las laderas del valle. La joya forestal es un grupo de tejos centenarios en el barranco de Arangacha.

Punto de inicio y llegada: Sáseta (Condado de Treviño-Burgos).

Distancia: 10,4 kilómetros.

Agua: no hay.

Desnivel positivo: 370 metros.

Tiempo: 4 horas y media.

Principales formaciones: hayedos, robledales y tejos.

Cartografía: IGN 1:25.000 138/IV.

Acceso: Por la AP-1. En La Puebla de Arganzón seguir las indicaciones de Treviño, pasar la capital de la comarca y en Albaina tomar el desvío de Markinez y Urarte. El cruce de Sáseta está en la población de Urarte.

Faja de las Flores

El valle de Ordesa es un paisaje de culto. Las montañas escalan espacios invisibles y se quedan colgadas en unas dimensiones inalcanzables, modeladas por primitivos glaciares y vientos helados. Las paredes calcáreas crean enormes escalones de oscuros fragmentos geológicos sobre tupidos bosques de hayas, pinos silvestres y abetos. A los encantos naturales de la alta montaña pirenaica se une la presencia de los simpáticos sarrios o rebecos, las chillonas marmotas, los planeos del quebrantahuesos, el águila real, las aterciopeladas edelweiss y el placer de formar parte de un paisaje único en el mundo. Una ruta panorámica y excitante en estas maravillosas montañas es la Faja de las Flores, una brecha tallada en las alturas del macizo del Gallinero entre los circos de Cotatuero y Carriata. En los tramos expuestos el sendero tiene un par de metros de anchura, y varios cientos de metros de caída libre, pero en ningún momento se pasan apuros por el vértigo o los resbalones, siempre que se camine con prudencia y sentido común. El camino tiene un trazado horizontal en la cota de altitud 2330 y un desnivel de mil metros hasta el aparcamiento del valle de Ordesa. El espectáculo está asegurado.

Punto de inicio y llegada: aparcamiento del valle de Ordesa. (Torla-Huesca).

Distancia: 12 km. Es imprescindible tener experiencia en vías ferratas para superar las clavijas de Cotatuero.

Agua: en los circos de Carriata y Cotatuero.

Tiempo: 5 horas.

Desnivel positivo: 980 metros.

Principales formaciones: prados subalpinos, bosques de coníferas y caducifolias, cascadas, barrancos fluviales y vegetación ripícola.

Cartografía: Ordesa y Monte Perdido 1:40.000 Alpina.

Acceso: Desde Huesca por la N-330 hasta Sabiñánigo, seguir hasta Biescas y tomar la dirección de Torla salvando el puerto de Cotefablo. En verano el acceso es restringido y se sube en autocar desde Torla.

Parque Nacional de Monfragüe

El Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres, es el último parque nacional declarado en España. Las sierras, valles y dehesas de Monfragüe son una referencia imprescindible de diversidad y ecosistemas forestales, una extraordinaria combinación de bosque y matorral mediterráneo, roquedos de cuarcitas y pizarras, arroyos de montaña poblados de bosques ribereños y una variada vida animal, con presencia de 280 especies de vertebrados y representación de especies emblemáticas de la fauna ibérica, como el buitre negro y leonado, el águila imperial, la bella cigüeña negra, el lince, el búho real, la nutria, el martín pescador o el cormorán. La excursión del arroyo Malvecino y el mirador del Cerro Gimio es una excelente introducción a los paisajes serranos de Monfragüe. La ruta comienza en Villarreal de San Carlos, frente al edificio del Centro de Recepción, donde se puede pedir información del espacio natural y el folleto de las tres rutas señalizadas dentro del parque. El itinerario es circular y se puede realizar en cualquier sentido, pero es recomendable seguir la dirección indicada para superar los 150 metros de desnivel positivo que tiene la ascensión al pico por la pendiente suave.

Punto de inicio y llegada: Villarreal de San Carlos (Cáceres).

Distancia: 7 km.

Agua: en el arroyo Malvecino.

Tiempo: 2 horas y media.

Desnivel positivo: 200 metros.

Principales formaciones: monte mediterráneo.

Cartografía: IGN 1:25.000 623/III.

Acceso: Desde Cáceres por la autovía A-66 dirección Plasencia durante 67 km. Tomar el desvío de la autovía EX-1 durante 4,4 km. Continuar por la EX-208 en dirección a Villarreal de San Carlos.

Nacimiento del río Manzanares

El Alto de las Guarramillas es una de las montañas más populares de la sierra de Guadarrama por albergar en la cumbre las instalaciones de unas antenas de telecomunicaciones, conocidas por los montañeros locales como “los cohetes de la Bola”. Ascender a la célebre Bola del Mundo por la cuenca alta del río Manzanares y el Ventisquero de la Condesa supone una buena jornada excursionista, con todos los ingredientes de las grandes rutas montañeras: variedad de ecosistemas naturales, desnivel, vistas panorámicas y hermosos paisajes alpinos. La ruta sale del collado de Quebrantaherraduras, espléndido mirador de los originales canchales graníticos de La Pedriza, y desciende por la senda señalizada que atraviesa la carretera, esquivando pinos, cipreses de Arizona, jaras, tomillos, romeros, cantuesos y algunas encinas que recuerdan el ambiente mediterráneo de algunos rincones de la cuenca alta del río Manzanares. En Canto Cochino se atraviesa el puente del Manzanares y se sigue la orilla del río hasta su nacimiento, en los prados subalpinos del Ventisquero de la Condesa, pasando por el paraje de Los Chorros o Baños de Venus, una zona de pozas, cascadas y lanchas de roca.

Punto de inicio y llegada: collado de Quebrantaherraduras (Manzanares el Real-Madrid).

Distancia: 24 km.

Agua: fuentes y arroyos.

Tiempo: 8 horas y media.

Desnivel positivo: 1.420 metros.

Principales formaciones: torrentes de montaña y prados subalpinos. Ejemplares aislados de pino silvestre centenarios.

Cartografía: Pedriza de Manzanares 1:25.000 Alpina.

Acceso: Desde Madrid por la M-607 hasta Colmenar Viejo, seguir indicaciones a Manzanares el Real y Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Acceso restringido a un número determinado de vehículos.

Poyos de la Mesa

Los aficionados a la vida salvaje no olvidarán las espectaculares escenas de un episodio de la popular serie de televisión El hombre y la tierra donde un poderoso ejemplar de águila real despeñaba una cría de muflón por una impresionante muralla de acantilados calcáreos. El lugar elegido por el maestro del documental de naturaleza Félix Rodriguez de la Fuente para grabar la sobrecogedora escena fue el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas y el paraje los Poyos de la Mesa, una enorme meseta de relieves cársticos rodeada de vertiginosas paredes calizas. El soberbio macizo de los Poyos de la Mesa es un páramo impresionante cubierto por una costra de áspero lapiaz construido por la caprichosa acción química del agua en la cabecera del valle del Guadalquivir. Las enormes paredes calizas emergen despiadadas sobre los primeros torrentes del gran río andaluz, encima del puente de las Herrerías. Una leyenda cuenta que el puente fue construido en secreto y en una sola noche, en 1489, para facilitar el paso de Isabel la Católica cuando viajaba camino de Baza para socorrer al rey Fernando del acoso musulmán. Otra versión habla de antiguas explotaciones de hierro que suministraban mineral a varias ferrerías distribuidas en el cauce del río.

 Punto de inicio y llegada: Nava del Espino (Cazorla-Jaén).

Distancia: 10 km.

Agua: fuente de la Garganta.

Tiempo: 4 horas y media.

Desnivel positivo: 250 metros.

Principales formaciones: bosques de pino silvestre y acantilados calcáreos singulares.

Cartografía: Sierra de Cazorla 1:40.000 Alpina.

Acceso: En Cazorla (Jaén) seguir por la carretera de la sierra hasta Vadillo Castril y tomar la dirección Nava de San Pedro. El asfalto termina antes de coronar el puerto del Collado Verde pero el firme es bueno. Nada más comenzar el descenso hacia la Nava de San Pedro aparece a la derecha la pista forestal de la Nava del Espino.

Cabo del Halcón

El espacio natural de las salinas de Ibiza y Formentera es un área protegida por el Gobierno Balear desde 1988. Constituye una zona húmeda de estanques salinos, playas dunares, bosques de pino marítimo y acantilados costeros en las dos islas menores de las Baleares, incluyendo los islotes de Es Freus, un afilado brazo de mar que separa Ibiza de Formentera. Cartagineses y romanos explotaron los recursos salinos de los pantanales ibicencos hace más de dos mil años. En la actualidad se mantiene la producción industrial en las salinas situadas al norte del Puig des Falcó, donde se almacenan las inmaculadas pirámides de sal entre los canales y el pinar. La ruta sale de Sa Canal, el puerto de embarque del mineral de sal con destino a otras ciudades europeas, y recorre los bosques del Puig des Falcó para dar un paseo por las salinas de la playa de Es Codolar, punto de reunión de pequeños grupos de flamencos, garza real, garza imperial y zampullín cuellinegro, una especie migratoria que está sustituyendo estacionalmente a las grandes comunidades de flamencos que visitaban los humedales de las Pitiusas. En el camino de vuelta a Sa Canal el itinerario recorre los bravos acantilados del cabo del Halcón (Cap des Falcó).

Punto de inicio y llegada: Sa Canal (Ibiza-Islas Baleares).

Distancia: 10 km.

Agua: no hay. En Es Codolar hay un restaurante.

Tiempo: 3 horas y media.

Desnivel positivo: 270 metros.

Principales formaciones: acantilados costeros y garriga balear. Humedal en los esteros de las salinas.

Cartografía: IGN 1:25.000 798/IV.

Acceso: Desde Eivissa por la carretera del aeropuerto. En Sant Jordi de Ses Salines tomar la dirección de Sant Frances de s’Estany y continuar hasta Sa Canal, al final de la carretera.

Sierra de Grazalema

Las serranías gaditanas constituyen un puente natural y ecológico ente Europa y África, acogen ambientes climatológicos y ecosistemas del Atlántico y el Mediterráneo y dibujan un escenario excepcional para las actividades de ocio activo. El Parque Natural de la Sierra de Grazalema es un heterogéneo macizo de pequeñas sierras que forman parte de la Cordillera Bética y de su dilatado sistema geológico, incluido dentro de los límites de Andalucía, la Baetica romana renombrada por los árabes en el siglo VIII como al-Andalus. Los escenarios cársticos elegidos para nuestra ruta forman parte de la sierra del Endrinal, un complejo y variado macizo montañoso sobre el blanco caserío de Grazalema, refugio en tiempos no muy lejanos de los bandoleros más buscados de Andalucía. El itinerario recorre un paisaje de violentas estructuras montañosas encajadas en una distorsión geológica de torreones calizos, afiladas crestas y praderas alpinas pobladas tomillos, ajedreas, salvia, eneldos, coronillas, jaras, madreselvas y los llamativos tallos de eléboro, que llegan a superar el metro de la altura, aportando una nota de color en el agrio desamparo rocoso de la sierra a partir de primavera y durante todo el verano.

Punto de inicio y llegada: Camping Tajo Gordillo (Grazalema-Cádiz).

Distancia: 6,1 km.

Agua: en el puerto del Boyar.

Tiempo: 3 horas y media.

Desnivel positivo: 380 metros.

Principales formaciones: relieves cársticos y flora de montaña.

Cartografía: Sierra de Grazalema 1:40.000 Penibética.

Acceso: Desde Cádiz por la AP-4 y Arcos de la Frontera hasta El Bosque, seguir por la A-372, pasar por Benamahoma, subir el puerto del Boyar y bajar a Grazalema. El camping Tajo Rodillo se encuentra en la entrada de la población.